Regalos originales para el día del padre

Ya se acerca el día del padre y con él, grandes momentos de ilusión de los más pequeños de la casa. Es el momento de agasajar a los papis con un detalle que no puedan olvidar. A los niños les encanta pensar en los regalitos que pueden hacer a sus papás, pero además se lo pasan bomba si los hacen ellos mismos. Y, es que ya quedó atrás la época de regalar corbatas y afeitadoras a los padres. Mola más hacer un regalo que el niño haya elaborado con sus propias manos, pensando en su papi. Aunque, claro está, también pueden ir a una tienda y comprarlo.

La ayuda de las madres, abuelas, abuelos, tíos y tías será imprescindible para que los pequeñajos sean capaces de sorprender a sus padres con toda la ilusión que seguro que tienen. Hoy en día los papás tienen casi de todo y, como es lógico, la economía infantil no está como para tirar cohetes. Por lo tanto, una gran opción es apostar por que el niño se involucre de manera personal en el regalo. Esto, además, le llenará de ilusión y diversión. Y no digáis que no, pero a los papás se os cae la baba con las manualidades de vuestros pequeñines.

Regala una sorpresa

Lego-Starwars

Foto: Kristina Alexanderson

Un buen regalo es una sorpresa. Es decir, una pequeña escapada en familia de la que el padre no sepa nada. Debe ser algo guiado y orquestado por los hijos, desde luego. Un día en el campo, en un spa, incluso, en el teatro. O una sorpresa en casa con tarta y la comida favorita de papá. Ese día pondremos la música que le gusta y decoraremos nuestra casa con guirnaldas y detalles que le indiquen lo mucho que le queremos.

Un regalo dulce “handmade”

Cupcake-starwars

Foto: Stéfan

Otra opción genial es hacerle pastelitos personalizados o galletas. Para esto necesitaremos la inestimable ayuda de los mayores de la casa. Pero es fundamental que los niños se pringuen y se involucren completamente en el regalo. Además, podemos fotografiar todo el proceso de elaboración de los dulces para dárselo al papá junto con sus pasteles.

Personaliza una taza

Taza-personalizada

Foto: Neil Staeck

Si compramos una taza lisa y un rotulador permanente podemos personalizar la taza con un mensaje para el mejor padre del mundo. En ella podemos poner lo que se nos ocurra. La supervisión adulta es fundamental porque el “rotu” es muy peligroso en manos infantiles. También está la versión «light», hay tazas hechas con material de pizarra donde los peques podrán escribir.

Enmarca una foto

Una foto bonita con papá enmarcada en un marco realizado por los niños usando cartulinas, cartones y cualquier elemento que encontremos por casa es, también, muy buena opción. En Internet encontraremos miles de tutoriales que nos indiquen los pasos a seguir para elaborar este tipo de detalles.

Una lectura insuperable

Yo-soy-tu-padre

Si nuestro papi es uno de esos “frikis” insuperables de la guerra de las galaxias (porque los padres de ahora pertenecen a esa gran generación) podemos comprarle un fantástico libro escrito por Jorge Vesterra, ¡Yo soy tu padre! Cómo llevar a tus hijos al lado oscuro. Este será un acierto seguro si el papá tiene en el mueble del salón un casco de Darth Vader como si de un trofeo se tratara.

Lo que está claro es que elijamos el regalo que sea, los padres se sentirán totalmente orgullosos de los maravillosos hijos que tienen. Y los niños lo pasarán en grande si participan de manera activa en la elección o elaboración del detalle para papá.